PREPARE SU CASA PARA SER VISITADA

Una casa entra por los ojos. Si va una familia a verla opinarán muchas personas antes de tomar una desición.

De alguna forma se verán viviendo en ella…

Haga una limpieza a fondo, pinte algunas cosas visibles, tire o esconda trastos viejos que solo valora usted… Estos elementos son importantes:

  • Fachada atractiva, pintura nueva en el interior (y, al ser posible, exterior), armarios arreglados, ventanas y aparatos limpios y un ambiente organizado y limpio son imprescindibles.
  • Poner plantas y flores… cuide su jardín (si la casa lo tuviera). Algunos estudios demuestran que los compradores evalúan la misma casa de forma muy diferente si se introducen algunos elementos decorativos fáciles de adquirir (el caso más influyente es el de las plantas).
  • Cocinas y baños son dos espacios muy delicados. Cuídelos todo lo que pueda a la hora de mostralos.
  • Mantener siempre la casa limpia y ordenada cuando vayan a visitarla. Cuide los detalles.
  • A la hora de enseñarla: abra las ventanas para que entre luz del día o ilumine bien con todas las luces artificiales su casa si es de noche.
  • Los aromas son muy importantes.  Utilizar aromatizantes suaves  es muy conveniente. Los aromas mas recomendados son : FLORES, VAINILLA, CANELA y CAFÉ .  Una casa bién ventilada nunca guardará olores desagradables.
  • Controle cualquier fuente de ruidos molestos (radios, música, televisiones, niños gritando…).
  • No deje libre ninguna mascota que pueda molestar la visita (ejemplo: su perro)
  • Deje espacios libres. Empiece por hacer la limpieza que presumiblemente hará cuando se vaya. Tire cosas inservibles, cajas, trastos viejos… Deje los desvanes, sótanos, cuartos trasteros lo más vacios posibles.
  • Muéstrese orgulloso de su casa. Si conversa con un posible comprador, nunca se disculpe por lo que usted considere ser menos valioso de su casa. Porque su patrimonio es lo mas valioso que pueda haber.